Loading

Buena noticia desde Argentina

Condenan a prisión a una mujer por no permitir a su ex pareja ver al hijo de ambos

Pese a los constantes intentos del padre por ver al menor, la mujer alegaba enfermedades o directamente se ausentaba. Ahora, un Juez de Cañada de Gómez la condenó a seis meses de prisión condicional.

Tras la separación, la mujer y su hijo regresaron a la casa familiar, en Salto Grande, provincia de Santa Fe, por lo que en un principio el hombre, oriundo de Córdoba, pensó que sería difícil continuar con el contacto con el menor. Sin embargo, los 240 kilómetros que los separaban no fue un impedimento y cada vez que el régimen de visitas se lo permitía, realizaba el viaje para ver a su hijo.


El principal problema fue que la madre ante cada visita encontraba una nueva excusa para impedirle tener contacto. Desde supuestas enfermedades del chico hasta ausencias cuando el padre debía pasarlo a buscar se habían vuelto moneda corriente.

Pese que "a veces no contaba con dinero para acreditar el hecho con un escribano público ya que cada constatación es muy onerosa", según detalla en la causa, al menos en dos oportunidades se pudo dejar por escrito la imposibilidad de ver a su hijo.

Tras ello se inició la causa contra la mujer, de quien no trascendieron sus datos para preservar la identidad del menor, que contó con la declaración de vecinos, familiares y allegados de las partes, todo bajo la atenta mirada del Juez en lo correccional de Cañada de Gómez, Jesús Alberto Rizzardi.

Según el fallo al que tuvo acceso Rosario3, la mujer fue condenada a seis meses de prisión condicional “por el delito de impedimento u obstrucción de contacto de menores de edad con sus padres no convivientes“. Entre los planteos realizados por el padre del menor, la actitud deliberada e la mujer fue “utilizar el silencio como arma para desalentar sus visitas”.

En la mayoría de los países, la legislación permite y estimula el uso de los hijos como "rehenes" de las madres para ejercer violencia sobre los hombres, violando su derecho a convivir con ellos y el de estos a tener un padre. Prácticamente todos los juicios de divorcio son casos perdidos para los hombres, constituyendo uno de los casos más evidentes de violencia institucional de género contra la población masculina.

¿Por qué entonces, los hombres se siguen casando? Dicen por ahí que así como existe el matrimonio sin amor, puede existir el amor sin matrimonio.

1 Comentario:

Raul dijo...

snif :) ...que buena noticia, aun existe algo de sentido común en cortes de ciertos países, gracias por informar.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Sin registrarse, sin captcha, sin preguntas anti-bots. Tu comentario es publicado inmediatamente.